DECLARACION CONJUNTA: INFORME DE LA JIFE Y PENA DE MUERTE POR DELITOS DE DROGAS 

Un Nuevo informe de la ONU sobre la situación global de drogas ha destacado la lucha entre  países sobre el tema de la pena de muerte por delitos de drogas. Estas tensiones afloran mientas los estados miembros se preparan para llegar a acuerdos en Viena en el encuentro anual de la Comisión de Estupefacientes, el órgano de la ONU para políticas sobre temas de control de drogas.

3 de marzo de 2015 -  El informe anual que la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) publicado hoy hace un llamado a los estados que continúan imponiendo la pena de muerte por delitos de drogas a considerar la abolición de la pena capital para tales delitos. La declaración se publica una semana antes del inicio de la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes, el órgano de la ONU que trabaja en políticas sobre temas de control de drogas, y destaca un tema que ha sido crecientemente volatil entre los miembros de la Comisión de Estupefacientes en años recientes. Además, los intentos de aprobar una resolución conjunta sobre drogas en la reunión de la CND el años pasado casi fracasan debido a los encendidos debates entre estados miembros sobre la inclusión de lenguaje sobre pena de muerte.

Parece ser que la pena de muerte por delitos de drogas será una vez más el principal punto de discrepancia en la reunión de la Comisión la semana que viene. Un aumento en las ejecuciones en Indonesia ha hecho que el mundo se fije en esta práctica. Las ejecuciones de ciudadanos holandeses y brasileños han llevado a estos gobiernos a retirar a sus embajadores de Yakarta. Falta por ver como las tensiones diplomaticas influirán en las relaciones de los estados durante la reunión de la Comisión.

Pero no solo son las acciones de Indonesia las que están aumentando estas tensiones. Una serie de países han demostrado un renovado entusiasmo por ejecutar infractores por delitos de drogas en el último año: Irán ha incrementado los ahorcamientos por delitos de drogas, Pakistán ha reanudado las ejecuciones y Oman ha propuesto introducer la pena capital por tales delitos.  Una propuesta para poner fin a la pena de muerte por delitos de drogas tendrá lugar en la sede de la ONU en Viena durante la Comisión de Estupefacientes.

La declaración de la JIFE – un órgano de expertos independientes que monitorean la implementación de los tratados de control de drogas – refuerza la llamada que la agencia hizo el año pasado, añadiendo su voz a aquellas autoridades de la ONU, como el Secretario General de la ONU, el Alto Comisionado para Derechos Humanos y Oficina de las Naciones Unidas para el control de las Drogas y la Prevención del Delito (ONUDD), que han llamado a poner fin a la pena de muerte por delitos de drogas. 

Ironicamente, a pesar de que la ONUDD ha realizado declaraciones públicas contra la pena de muerte por delitos de drogas, la agencia ha estado vinculada al financiamiento de agresivas operaciones antitráfico en varios estados que aplican la pena de muerte, y una serie de gobiernos donantes han reconocido públicamente el vincula entre el financiamiento para la lucha contra el tráfico de estupefacientes y las sentencias a pena de muerte. En años recientes, Reino Unido, Dinamarca e Irlanda dedicieron poner fin al financiamiento que ofrecían a programas de la ONUDD en algunos países donde todavía se aplica la pena de muerte.

Dr Rick Lines, Director Ejecutivo Harm Reduction International, said:

“La pena de muerte por delitos de drogas es la faceta más dura de la fallida Guerra a las drogas, castigando desproporcionadamente a los vulnerables mientras se fracasa en debilitar las dinámicas bien arraigadas del crimen y la corrupción. Damos la bienvenida al número creciente de agencias de la ONU que desean condenar este castigo injusto e inefectivo, sin embargo estas declaraciones emotivas deben estar respaldadas por acciones efectivas si queremos detener la creciente ola de estados que buscan llevar a la muerte a las personas arrestadas por delitos de drogas.

El primer paso a dar debe ser que la ONU se niegue a financiar operaciones antidrogas en aquellos estados que mantienen la pena de muerte por delitos de drogas, y sin embargo utilizer este dinero para hacer frente a los impactos en sociales, de salud y de derechos humanos que tiene la pena de muerte¨ 

Un evento paralelo organizado durante la reunión de la Comisión de Estupefacientes por las ONG Reprieve, Harm Reduction International y el Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas examinará los vínculos entre la ayuda internacional y de la ONU y la pena de muerte y ejecución por delitos de drogas.

~ FIN~

Para mayor información contacte a Dan Dolan- Reprieve  dan.dolan@reprieve.org.uk o en +447771374925; Dr Rick Lines-Harm Reduction International en Rick.Lines@ihra.net- o en +447872600907; o Ann Fordham Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas en afordham@idpc.net or +447970034810 (en inglés)

 NOTAS A LOS EDITORES:

Reprieve, HRI, IDPC, Transform, Release, Espolea, Andrey Rylkov Foundation, Canadian Drug Policy Coalition, Drug Policy Alliance, Forum Droghe, y  Diogenis Association indicant que:

1. Informes indican que en enero 2015 Irán ahorcó al menos cincuenta delincuentes de la droga, lo que socava las afirmaciones que su consejo de derechos humanos ha hecho sobre que está considerando la posibilidad de poner fin a la pena de muerte para delitos de drogas. Desde 1979, Irán ha ejecutado al menos a 10 mil presuntos narcotraficantes capturados por la Policía Antinarcóticos, y en 2014 fueron ahorcados más de 300 personas por delitos de droga. El 70-80% de las ejecuciones iraníes en los últimos 5 años fueron por presuntos delitos de drogas, por lo que la pena de muerte para delitos de drogas es el principal factor en la tasa de ejecución de Irán, líder mundial en tasa de ejecuciones.

2. Pakistán puso fin a su 6 años moratoria sobre la pena de muerte en diciembre de 2014, poniendo en riesgo la vida de al menos 112 personas condenadas por delitos de drogas y aprehendidas con el apoyo de la ONUDD. El Gobierno paquistaní ha argumentado que sólo ejecutará "terroristas", pero las últimas semanas hemos visto un número de personas ejecutadas que no han cometido ningún delito de terrorismo y que nunca fueron juzgadas. Debido a que la gran mayoría de los supuestos "terroristas" en espera de ejecución cometieron crímenes que no guardan relación con el terrorismo (como homicidio involuntario), es muy probable que haya delincuentes de drogas entre las 500 personas programadas para su ejecución en las próximas semanas.

3. En Indonesia, el presidente Joko Widodo ha reanudado recientemente las ejecuciones en el país, dando prioridad a los casos de delitos de drogas. El Presidente ha anunciado que no habrá "ninguna clemencia para los traficantes de drogas". Seis personas acusadas por delitos de drogas fueron ejecutadas en enero, cuatro de las cuales eran extranjeras, y está programado que otros 30 presos hagan frente al pelotón de fusilamiento en el próximos meses. Las ejecuciones siguieron adelante a pesar de que representaciones diplomáticas de alto nivel, en especial, la diplomacia holandesa, brasileña, australiana y francesa, han realizado presión internacional para cambiar de rumbo de estas ejecuciones.

4. En junio 2014 Consejo de Estado de Omán respaldó las propuestas de introducir la pena de muerte para los traficantes de drogas en el país. Los informes sugieren que la propuesta está siendo "discutida en un nivel más alto", antes de incorporarse a la ley.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.