Por Teresa García Castro

Mujeres que han estado en prisión provenientes de ocho países a lo largo de las Américas vienen dando pasos para construir una red regional con el fin de compartir experiencias e impulsar reformas de políticas, como manera de enfrentar un preocupante incremento en los índices de encarcelamiento a lo largo de la región que impacta a las mujeres de manera desproporcionada.

En lo que constituye el primer taller regional que reúne a mujeres que han estado en prisión de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México y los Estados Unidos, las participantes se propusieron analizar la situación de mujeres que estuvieron privadas de libertad en las Américas, identificar los elementos que tienen en común, y compartir estrategias de organización y resistencia, con el objetivo final de desarrollar las bases de una red regional de mujeres que estuvieron privadas de la libertad en las Américas.

El taller, titulado “Mujeres libertarias fundiendo rejas” fue organizado por Corporación Humanas Colombia, Mujeres Libres de Colombia y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), y tuvo lugar en Bogotá, Colombia, los días 17 y 18 de julio de 2019. Contó con 66 participantes, incluyendo 45 mujeres ex-privadas de la libertad, así como familiares y representantes de organizaciones que las acompañan.