By Víctor Roman

En conjunto, las recomendaciones, si se adoptan, representarían un reconocimiento formal de que los organismos gubernamentales del mundo se han equivocado con respecto a los daños a la marihuana y los beneficios terapéuticos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está pidiendo que se elimine a la marihuana (así como la resina de cannabis) de la Lista IV, la categoría más restrictiva de la convención sobre drogas de 1961. En esta categoría están las sustancias que se consideran particularmente dañinas y con beneficios médicos limitados.

Según un documento de la OMS que aún no se ha publicado formalmente pero al que ha tenido acceso Forbes, la organización también quiere que el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y sus isómeros se eliminen completamente de un tratado de drogas de 1971 por separado y se agreguen a la Lista I de la convención de 1961.