Por ReverdeSer Colectivo

En diciembre de 2018 se cumplen 12 años de la intensificación de la guerra contra las drogas en nuestro país. La implementación de políticas represivas y de mano dura en materia de drogas han resultado en una espiral de violencia, violaciones a derechos humanos, corrupción e impunidad que forman un ciclo que se alimenta continuamente a sí mismo. A partir del año 2012, una amplia coalición internacional de organizaciones que trabajamos política de drogas nos apropiamos del Día Internacional Contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas para exigir un cambio en las políticas de drogas alrededor del mundo. Este esfuerzo lo realizamos bajo el paraguas de la campaña “Apoye, No Castigue”, cuyo objetivo es visibilizar los incuantificables deterioros que han generado las políticas de drogas en numerosas comunidades y pueblos a nivel global. México se encuentra hoy ante la necesidad urgente de implementar políticas de reconciliación social. Necesitamos encontrar las maneras de apoyarnos entre todas y todos para sanar las profundas heridas que cargamos de manera colectiva. Esto solamente lo podremos lograr si podemos distanciarnos de la destructiva lógica de buenos y malos y nos proponemos una mirada de fondo de las complejísimas problemáticas que enfrentamos.