Por Ignacio Zafra

Las Cortes Valencianas han reclamado este martes una legalización controlada del cannabis. La Proposición No de Ley pactada por socialistas, Compromís, Podemos y Ciudadanos y aprobada por el pleno de la Cámara insta al Gobierno a "realizar la modificaciones legales oportunas para regular el autocultivo para uso personal y que se modifiquen todos aquellos aspectos legales necesarios para que deje de ser sancionable y se dote de un estatus legal procedido". El PP se ha opuesto. El resultado ha sido de 68 votos a favor y 28 en contra. El texto final se centra, sobre todo, en la regulación del uso terapéutico de la marihuana. Y ha sido fruto del acuerdo entre socialistas, Compromís y Podemos, que llevaban su propia propuesta, con Ciudadanos, que ha explicado su decisión de sumarse al acuerdo, entre otras razones, en la falta de "seguridad jurídica" que existe ahora sobre la materia. La proposición establece la creación de una comisión de las Cortes Valencianas para "estudiar jurídica y técnicamente cómo garantizar el acceso al cánnabis a los usuarios terapéuticos, respetando el derecho a su autonomía con seguimiento médico, considerando el derecho del usuario a cultivar su propia sustancia para el consumo, y fomentar el estudio científico de las propiedades terapéuticas del cánnabis".