Por AFP

La exintegrante de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero reconoce que le sorprendió la propuesta de convertirse en secretaria de Gobernación tras un eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio. Sánchez Cordero, de 71 años y quien fue ministra de la Suprema Corte de 1995 al 2015, bosqueja lo que hará al frente de la vital secretaría si López Obrador, quien mantiene una ventaja de dos dígitos sobre sus contendientes en casi todas las encuestas de intención de voto, alcanza la silla presidencial. "No vamos a combatir la violencia con más violencia. Las fuerzas armadas se mantendrán en ciertos lugares muy específicos", dijo a la AFP en una crítica al polémico operativo militar antidrogas lanzado por el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) y continuado por el de Enrique Peña Nieto.