La Paz, 11 jul (EFE).- La política antidroga en Bolivia y de otros países de la región golpea a los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico y especialmente a las mujeres, según afirmó hoy el representante de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Unodc) en Bolivia, Antonino De Leo.

"La mayoría de las mujeres detenidas por delitos menores relacionados con droga son mujeres pobres, sin educación, que han sufrido el abandono familiar y la violencia intrafamiliar", explicó De Leo en el transcurso de una serie de ponencias sobre la situación de las mujeres encarceladas por delitos de drogas en Bolivia.

El 39 % de las mujeres encarceladas en el país andino enfrenta este tipo de cargos, un porcentaje que triplica la media mundial, aunque está cerca de otros países de la región.

Además, la población reclusa femenina en el mundo creció un 50 % desde el año 2000, el doble de rápido que la población masculina, según datos citados por el organismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas. 

Thumbnail: Flickr CC Dennis Jarvis