Le Monde diplomatique, Mayo 2016

Después de las guerras, o la paz mundial, las drogas son el asunto más universal y tematizado por las Naciones Unidas cuyas instancias pertinentes lo llaman "el problema mundial de las drogas", esto debido a que los estados que son parte de ella solo pueden establecer sus políticas y normas nacionales sanitarias y criminales para prevenir y controlar el consumo y la provisión de esas sustancias de acuerdo a lo pactado en los tres tratados internacionales de drogas: la Convención Única de 1961, que prohíbe y pide sancionar penalmente cualquier acto producción y comercialización de drogas, principalmente cannabis, coca y cocaína, amapola, opio y sus derivados; Convenio de 1971 sobre sustancias psicotrópicas, que extiende esa prohibición y sanciones a los psicofármacos, y; la Convención de las Naciones Unidas de 1988 que pide sancionar el consumo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.

Thumbnail: Marie Nougier, IDPC