Más de 170 mil personas en todo país exigieron el fin de las detenciones a usuarios y cultivadores y la urgente regulación del cannabis medicinal.

Encabezada por niños con epilepsia refractaria y sus familias, el sábado 7 de mayo se llevó adelante la Marcha Mundial de la Marihuana en Buenos Aires. En toda Argentina se movilizaron 19 ciudades. Al igual que el año pasado la gente marchó bajo la consigna “¡No más presos por cultivar! - Regulación del cannabis ya”. Así, más de 170 mil personas en el país exigieron el cese urgente de la criminalización a usuarios y cultivadores de cannabis, y la urgente regulación del cannabis medicinal y el inicio de investigaciones para desarrollar su potencial terapéutico e industrial.

En la Capital Federal 150 mil personas se concentraron en Plaza de Mayo para luego marchar hacia Plaza Congreso. Frente al parlamento se realizó un acto del que participaron diversas organizaciones de usuarios y cultivadores de cannabis, así como también las organizaciones de padres de niños con epilepsia quienes a lo largo de los últimos meses evidenciaron una de las grandes deudas de las políticas públicas en torno al cannabis.

También se realizaron marchas en Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata, Neuquén, Mar del Plata, Villa Gesell, Ushuaia, Rufino, Junín, Necochea, Tandil, Bahía Blanca, Bariloche, Paraná, Santa Fe, Bariloche, San Juan y Resistencia.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.