El uso de la marihuana con fines terapéuticos contra los dolores crónicos y otros estados de salud reduce en un 24,8% él número de muertes por sobredosis de analgésicos, según indica un estudio realizado en EE UU y publicado en el último número de la revista JAMA Internal Medicine, en el que se comparan los datos entre Estados que no autorizan el cannabis para fines médicos y los que sí lo hacen, que son 23 en la actualidad.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.