El Senado mexicano debate una propuesta de ley para excarcelar a personas que cumplen sentencia por microconsumo o microposesión de cannabis sin fines comerciales. La iniciativa, presentada este miércoles, excluiría a quienes cometieron violencia o portaban una cantidad mayor a los 50 gramos. Actualmente las leyes clasifican como delitos de narcomenudeo la tenencia entre 5 gramos y 5 kilos de marihuana, un rango enorme que puede ser castigado con la misma pena: alrededor de tres años de prisión.

La propuesta la firma el senador Roberto Gil, del derechista Partido de Acción Nacional, consciente de que con el debate sobre la legalización del cannabis en México se abre la puerta para establecer nuevos mecanismos de ejecución de penas que permita, en ciertos casos, sustituir la prisión por un esquema condicionado de libertad. "Hay un universo importante de personas sentenciadas por esos delitos y la premisa de esta iniciativa es: ¿Vale la pena que se mantenga a esas personas en prisión o se requiere un tipo diferente de política criminal? Buena parte de los sentenciados por ese delito son primodelincuentes, ejecutaron el delito sin violencia y la mayor parte son mujeres".

En este sentido, Gil destaca que un poco más del 90% de las mujeres sentenciadas por delitos contra la salud no tiene antecedentes penales ni fue detenida en posesión de un arma. De esas, un 80% son madres. "En nuestro país la forma de operación de los cárteles de la droga, sobre todo en narcomenudistas, consistía en utilizar a mujeres para la distribución, como mulas. Muchas acababan sentenciadas", puntualiza. A ellas va dirigida esta propuesta que ahora pasará a la Comisión de Justicia para ser analizada por los grupos parlamentarios.

Leer el articulo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.