Una carta del primer ministro de San Vicente y las Granadinas a la secretaría general de la Comunidad del Caribe (Caricom) ha abierto el debate público acerca de si conviene o no despenalizar el uso del cannabis con fines médicos en la región y hacer de su producción una pujante industria que contribuya a reflotar las deprimidas economías de las 15 naciones que conforman el bloque. “Ya es hora de que Caricom aborde este asunto a nivel regional, de una manera sensible, enfocada, y no histérica”, escribió Ralph Gonsalves en su carta del septiembre pasado.

El tema divide a las Antillas: San Kits y Nevis se opone a la idea, con la misma fuerza con que Jamaica la celebra. La secretaría de la Caricom ha decidido, por lo tanto, trabajar en un reporte sobre los beneficios y perjuicios que traería consigo la medida, para presentarlo en febrero próximo a la consideración de los jefes de Estado y de Gobierno del grupo.

Lea aquí el artículo completo. 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.