En el año 2012, las detenciones de usuarios de drogas representaron el 62% de todas las detenciones por drogas a nivel nacional, es decir 9,107 personas de un total de 14,723. En vista del alto nivel de detenciones de usuarios de drogas en el Perú, a pesar de la despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de drogas para uso personal, el Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH), con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, inició una serie de talleres para capacitar a Policías de tres ciudades del Perú (Lima, Cusco y Trujillo) en temas como el uso de drogas, los derechos humanos en Comisarías, y el uso de la fuerza y las armas.

El primer taller se llevó a cabo el 12 de agosto y contó con la presencia de 60 oficiales y suboficiales de 16 Comisarías del Centro de Lima. Se presentó a la Línea Verde  – una línea de asistencia en caso de detenciones arbitrarias de usuarios de drogas – como una herramienta de reducción de daños que apoya a la Policía a adoptar un enfoque más comunitario que “criminalizador” respecto del uso de drogas. Asimismo, le permite focalizar mejor escasos recursos en su lucha contra el tráfico de drogas y la inseguridad ciudadana.

Finalmente, se distribuyó material recordando la importancia que tienen las buenas prácticas a fin de garantizar los derechos de los usuarios de drogas:

  1. El artículo 299 del Código Penal establece que no es punible la posesión de droga para el propio e inmediato consumo, en cantidad que no exceda de 5 gr. de PBC, 2 gr. de clorhidrato de cocaína, 8 gr. de marihuana o 2 gr. de sus derivados, 1 gr. de látex de opio o 200 mg. de sus derivados o 250 mg. de éxtasis.
  2. El artículo 299 excluye la posesión de 2 o más tipos de drogas; recuerde que muchas personas que sufren adicciones son policonsumidores.
  3. Consumir drogas no es un delito; no todos los consumidores de drogas cometen delitos.
  4. El Policía debe contribuir también a la prevención del consumo de drogas promoviendo estilos de vida saludables.
  5. Evite la persecución penal de los consumidores de drogas, la cual incrementa su vulnerabilidad, exclusión y estigmatización.
  6. La seguridad es el resultado de la educación, la participación, y el respeto de los derechos por parte de todos.
  7. La Línea Verde – (01) 4441496 – es una herramienta que brinda apoyo al consumidor y apoya al Policía a cumplir su misión.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.