En tiempos de radicalización de la violación de derechos y amenaza a la democracia, es preciso defender la radicalidad de la potencia del cuidado. Por tanto presentamos esta Carta de Manguinhos[1], región de la ciudad de Rio de Janeiro, Brasil, donde se sitúa la Fundación Oswaldo Cruz[2] y diversas favelas y comunidades pobres que son constantemente afectadas por la nefasta y violenta política de guerra a las drogas que criminaliza y autoriza acciones bélicas, en este como en tantos otros territorios periféricos en toda América Latina.

El mundo vive un momento de avance de las fuerzas conservadoras, que en América Latina se expresa a través de la fragilización de los procesos democráticos; la profundización de las desigualdades socioeconómicas; el aumento de la fragmentación y segregación social. Tales dinámicas, en su conjunto, ponen en riesgo derechos fundamentales. Ejemplo emblemático fue la reciente intervención en el barrio de la Luz, en la ciudad de San Pablo. Durante cuatro años se sustentó un proyecto intersectorial inspirado en los principios de la Reducción de Daños, que apuntaba a articular acciones de garantía de derechos a vivienda, trabajo/renta y cuidado en la región conocida como “cracolândia”. En mayo de 2017 se realizó una operación policial con la intención de una “limpieza social”, con utilización del pánico moral para atender intereses de especulación inmobiliaria. La violencia y las arbitrariedades contra personas en situación de extrema pobreza y vulnerabilidad social, rotuladas como “adictos al crack”, siguieron por días. Así, una política pública de cuidado, promoción de la salud y de derechos fue sustituida por la represión y violación de derechos.

Arbitrariedades como estas no son exclusivas de Brasil, y casos similares se encuentran en muchos lugares de América Latina, donde la droga funciona como pretexto para la intervención territorial. Ocurren también otras situaciones de violencia estructural, como dificultad de acceso a políticas públicas, asesinatos, encarcelamientos, exposición a enfermedades infectocontagiosas, falta de acceso a medicamentos y a políticas que garantizan la ciudadanía.

Las políticas de Reducción de Daños, en sus esfuerzos por la promoción de la salud, ciudadanía, derecho a la ciudad, justicia social y derechos humanos de las personas que usan drogas, también sufren los efectos de la coyuntura conservadora. El actual modelo de política de drogas opera selectivamente, criminalizando, encarcelando y estigmatizando sobre todo a las poblaciones más pobres, habitantes de regiones periféricas, y de modo diferenciado a personas en situación de calle, negras, indígenas, mujeres y jóvenes.

Las experiencias exitosas de cuidado son opuestas a la violencia intervencionista defendida por las políticas conservadoras. Las evidencias y la acumulación política de la Reducción de Daños rechazan propuestas que no reconozcan la diversidad de la experiencia humana, y que se sirvan apenas de la racionalidad biomédica y de la criminalización de conductas consideradas desviadas. La Reducción de Daños que realizamos en nuestras prácticas cotidianas, en todo el continente, se presenta como alternativa concreta al fracaso de concepciones e intervenciones dicotómicas y simplistas. No obstante, es preciso avanzar aún más en dirección de una Reducción de Daños interseccional, capaz de articular la defensa de la reforma de las políticas de drogas con las luchas de las mujeres, de la población negra, de los pueblos indígenas, LGBTI’s y de las múltiples juventudes.

Ante esto, proponemos una formulación de una Reducción de Daños inserta en un proyecto despenalizador y emancipador, en el que experiencias subjetivas y corporales no sean objeto de acciones represivas y disciplinadoras. La Reducción de Daños, en el actual contexto, es herramienta potente de cuestionamiento de los modelos de control, implicando la afirmación y respeto por la libertad y autonomía de las personas que usan drogas.

Consideramos urgente compartir nuestras experiencias y resistencias, promoviendo intercambios que consoliden nuestra articulación Latinoamericana en defensa de políticas públicas de Reducción de Daños conectadas a la reforma de la política de drogas.

Suscriben esta carta:

  1. Institutional Program on Alcohol, Crack and other Drugs of Oswaldo Cruz Foundation - PACD/Fiocruz (Brazil)
  2. International Drug Policy Consortium – IDPC
  3. Harm Reduction International – HRI
  4. Transnational Institute - TNI
  5. Brazilian Association of Harm Reduction Workers – ABORDA (Brazil)
  6. Brazilian Platform on Drug Policy - PBPD (Brazil)
  7. Brazilian Association of Collective Health – ABRASCO (Brazil)
  8. Brazilian Association of Mental Health – ABRASME (Brazil)
  9. Brazilian Network for Harm Reduction and Human Rights – REDUC (Brazil)
  10. Intercambios Asociación Civil (Argentina)
  11. Enfoque Territorial (Paraguay)
  12. Programa Andrés Rosario (Argentina)
  13. Asociación Costarricense para el Estudio e Intervención em Drogas – ACEID (Costa Rica)
  14. Acción Técnica Social – ATS (Colombia)
  15. Intercambios Puerto Rico (Puerto Rico)
  16. International Network of People who Use Drugs - INPUD
  17. Pares en Acción-Reacción Contra la Exclusión Social - PARCES (Colombia)
  18. Centro Cáritas de Formación para la Atención de las Farmacodependencias y Situaciones Críticas Asociadas (Mexico)
  19. Associação Brasileira Multidisciplinar sobre Drogas - ABRAMD (Brazil)
  20. Grupo Tortura Nunca Mais Rio de Janeiro – GTNM/RJ (Brazil)
  21. É De Lei (Brazil)
  22. Iniciativa Negra por uma Nova Política de Drogas – INNPD (Brazil)
  23. Coletivo Intercambiantes (Brazil)
  24. Associação Redes de Desenvolvimento da Maré (Brazil)
  25. Agência Piaget para o Desenvolvimento - APDES (Portugal)
  26. Federación Andaluza Enlace (Spain)
  27. Drug Policy Alliance – DPA (United States)
  28. Washington Office on Latin America – WOLA (United States)
  29. Stop The Drug War (United States)
  30. Canadian Drug Policy Coalition (Canada)
  31. International Centre for Science in Drug Policy – ICSDP (Canada)
  32. South Indian Harm Reduction Network – SIHRN (India)
  33. Transform Drug Policy Foundation (United Kingdom)
  34. Release (United Kingdom)
  35. Union for Improved Services, Communication and Education (Ireland)
  36. Alliance for Public Health (Ukreine)
  37. Teenswatch Community Harm Reduction (Kenia)
  38. Centro de Prevención de las Adicciones de Bariloche (Argentina)
  39. Fundación Latinoamérica Reforma (Chile)
  40. Empower India (India)
  41. Centro de Orientación e Investigación Integral - COIN (Dominican Republic)
  42. Students for Sensible Drug Policy (Jamaica)
  43. Forum Droghe (Italy)
  44. Adaptation Association (Bulgaria)
  45. Penington Institute (Australia)
  46. Fédération Bruxelloise Francophone des Institutions pour Toxicomane – FEDITO (Belgium)
  47. Association de lutte contre le sida – ALCS (Marocos)
  48. Amitiel Welfare Society (Pakistan)
  49. Global Call to Action Against Poverty - GCAP (Burundi)
  50. Areal (Slovenia)
  51. Students for Sensible Drug Policy (Australia)
  52. Association des Guides du Congo – AGC (Congo)
  53. Multidisciplinary Association for Psychedelic Studies - MAPS (United States)
  54. Help Not Handcuffs (United States)
  55. Washington Heights Corner Project (United States)
  56. New York Harm Reduction Educators (United States)
  57. Community Insite (United States)
  58. Broken No More (United States)
  59. Students for Sensible Drug Policy - SSDP (United States)
  60. Elementa Consultoría en Derechos (Colombia)
  61. Canadian HIV/AIDS Legal Network (Canada)
  62. Sociedad Psiquedélica México (Mexico)
  63. Acción Andina (Bolivia)
  64. Andean Information Network - AIN (Bolivia)
  65. AFEW International (Netherlands)
  66. Equis Justicia para las Mujeres (Mexico)
  67. Puente, Investigacion y Enlace - PIE (Bolivia)
  68. Estudiantes por una Política Sensata de Drogas (Costa Rica)
  69. Fondo Lunaria Mujer (Colombia)
  70. Proyecto Punto Fijo (Puerto Rico)
  71. Asociación de Vecinos La Teja Barial (Uruguay)
  72. ReverdeSer Colectivo (Mexico)
  73. Observatorio de cultivos y cultivadores declarados ilícitos - OCCDI (Colombia)
  74. Corporación Humanas - Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género (Colombia)
  75. Justiça Global (Brazil)
  76. Instituto Helena Greco de Direitos Humanos e Cidadania (Brazil)
  77. Aliança Nacional LGBTI (Brazil)
  78. Conselho Regional de Serviço Social do Rio de Janeiro (Brazil)
  79. Coletivo Balance de Redução de Danos (Brazil)
  80. Associação Brasileira de Estudos Sociais sobre o Uso de Psicoativos - ABESUP (Brazil)
  81. Laboratório de Estudos Interdisciplinares sobre Psicoativos – LEIPSI (Brazil)
  82. Centro de Pesquisa, Intervenção e Avaliação em Álcool e Drogas – CREPEIA (Brazil)
  83. Grupo Dignidade (Brazil)
  84. Centro de Referência sobre Drogas e Vulnerabilidades Associadas da UNB Ceilândia (Brazil)
  85. Rede Nacional de Feministas Antiproibiocionistas - RENFA (Brazil)
  86. Associação Multidisciplinar de Estudos sobre a Maconha Medicinal - AMEMM (Brazil)
  87. Grupo Interdisciplinar de Estudos sobre Substâncias Psicoativas - GIESP/UFBA (Brazil)
  88. Fórum Intersetorial de Drogas e Direitos Humanos de São Paulo - FIDDH (Brazil)
  89. Fórum Estadual de Redução de Danos de São Paulo - FERD (Brazil)
  90. Acción Semilla (Bolivia)
  91. Dispositivo de Abordaje Territorial Rosario - DIAT (Argentina)
  92. New Parents for Addiction Treatment & Healing – New PATH (United States)
  93. Moms United to End the War on Drugs (United States)
  94. Grief Recovery After Substance Passing – GRASP (United States)
  95. Katal Center for Health, Equity, and Justice (United States)
  96. Movimento pela Legalização da Maconha – MLM (Brazil)
  97. Latin American Network of People who Use Drugs – LANPUD
  98. Central de Cooperativas e Empreendimentos Solidários - UNISOL (Brazil)
  99. Associação Inclui Mais (Brazil)
  100. Grupo de Estudos sobre Álcool e Outras Drogas – GEAD/UFPE (Brazil)
  101. Laboratório de Estudos e Pesquisas em Saúde Mental e Atenção Psicossocial – LAPS/ENSP/Fiocruz (Brazil)
  102. Grupo de Trabalho em Saúde Mental - GTSM/EPSJV/Fiocruz (Brazil)
  103. Projeto Integrado Saúde Mental, Desinstitucionalização e Abordagens   Psicossociais (Brazil)
  104. Coletivo Pró-Frente em Defesa do SUS e da Reforma Psiquiátrica do Rio de Janeiro (Brazil)
  105. Canadian Harm Reduction Network (Canada)
  106. Associação Psicodélica do Brasil (Brazil)
  107. Women's Global March
  108. Youth Rise
  109. Foundation for Alternative Approaches to Addiction – FAAAT
  110. Asia Catalyst

[1] Manguinhos, barrio en el que se sitúa la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), comenzó a formarse a inicios del siglo XX, a partir de la remoción de favelas y conventillos del centro de la ciudad, parte del proceso de higienización y modernización de la ciudad de Rio de Janeiro.  Hoy, Manguinhos reúne más de 30 mil habitantes, y es uno más entre tantos territorios populares victimizados por las múltiples formas de violencia engendradas en el contexto de la política de guerra a las drogas, en toda América Latina.

[2] La mayor institución de investigación en salud pública brasileña, con 117 años de existencia, viene profundizando el debate sobre estrategias de Reducción de Daños y política de drogas desde 2009. Organizó, a través del Programa Institucional Álcool, Crack e Outras Drogas el Seminario Internacional: Escenarios de la Reducción de Daños en América Latina, días 29 y 30 de mayo de 2017, en la Escola Nacional de Saúde Pública, evento en el que se construyó la presente carta.