La evidencia de todo el mundo revela que, si bien la guerra a las drogas puede mostrar resultados aparentemente impresionantes en términos de detenciones y decomisos, los impactos sobre el mercado de la droga son, inevitablemente, marginales, localizados y temporales. En efecto, como la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito reconoce que una de las consecuencias no deseadas de la guerra contra las drogas es el llamado "efecto globo" , por lo que en lugar de eliminar las actividades delictivas, la actividad delictiva sólo se mueve en otro lugar.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.