El informe presenta una serie de recomendaciones, entre las que cabría destacar el llamado al Fondo Mundial para que siga apoyando los programas de VIH y reducción de daños, de forma que se puedan cumplir los compromisos globales para reducir en un 50 por ciento, para 2015, la transmisión del VIH entre las personas que se inyectan drogas.

Para leer más, en inglés, haz clic aquí.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.