La administración estadounidense merece reconocimiento por al menos admitir el exceso de derroche en la aplicación nacional de las leyes sobre drogas y por adoptar medidas para potenciar el tratamiento, pero hablar de una ‘revolución’ en la política de drogas estadounidense es aún prematuro.

Para leer más, en inglés, haz clic aquí.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.