El último año ha sido testigo de cómo el debate sobre la eficacia de las políticas de drogas llegó a los grandes foros políticos y a los principales medios de comunicación. Los países latinoamericanos han encabezado una línea que cuestiona la capacidad del sistema internacional de fiscalización de estupefacientes existente para cumplir con las exigencias del siglo XXI. Sus orígenes se hallan repartidos durante todo un siglo de desarrollo histórico, aunque su última gran restructuración tuvo lugar hace ya 50 años, con la firma de la Convención Única de 1961.

El mundo ha cambiado mucho desde entonces, al igual que los retos a los que debe hacer frente y adaptarse el régimen: la intensificación de procesos como la globalización, la movilidad y la interconexión social (así como el crecimiento de redes de delincuencia organizada que sacan partido de esta nueva estructura mundial); la aparición de sociedades de consumo, multiculturales y de gran diversidad social; y las crecientes epidemias del VIH y el VHC, por ci ar sólo algunos.

Es precisamente este proceso de cambio y adaptación el que persigue facilitar el IDPC, agrupando en un frente común a toda una serie de organizaciones de la sociedad civil que cuentan con los conocimientos y saberes apropiados para contribuir al proceso de revisión y renovación. En este segundo informe sobre la marcha del IDPC, se destacan las principales actividades desarrolladas por el Consorcio durante los últimos 12 meses.

Este informe anual sobre la marcha de las actividades ofrece un resumen de las principales actividades desarrolladas por el IDPC durante 2011 y 2012, y resalta nuestros principales logros en términos de incidencia política nacional e internacional, comunicaciones y publicación de materiales en varios idiomas. Más información, en inglés, está disponible abajo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.