Para complementar y fortalecer nuestro trabajo de incidencia global y regional, en el IDPC trabajamos estrechamente con nuestros miembros ofreciendo apoyo a la incidencia nacional cuando es posible. Nuestro trabajo nacional nutre nuestros esfuerzos regionales e internacionales de incidencia mientras buscamos vincular todos los niveles del debate sobre la política de drogas. A menudo nuestra capacidad para trabajar directamente en un país depende de los fondos y de los recursos, sin embargo también ofrecemos un amplio abanico de recursos diseñados para el uso de los socios y defensores nacionales.

Un ejemplo es la campaña Apoye. No Castigue. En junio de 2014, el IDPC apoyó acciones de incidencia en 100 ciudades alrededor del mundo para pedir la descriminalización del uso de drogas y promover respuestas de reducción de daños.

El IDPC también ha apoyado esfuerzos de incidencia en Camboya, China, India, Indonesia, Kenia, Malasia y Vietnam a través de los proyectos Acción Comunitaria sobre Resucción de Daños y la Acción Asiática sobre Reducción de Daños. En estos países, hemos generado documentos informativos sobre políticas de drogas nacionales, organizado reuniones y seminarios con ONG y oficiales de gobierno, ofrecido apoyo técnico a nuestros miembros y a otros socios de ONG, organizado visitas de estudio, etc. Además, el IDPC ha impartido a la sociedad civil talleres para la construcción de capacidades en numerosos países (incluyendo China, Lituania, Kenia, Reino Unido, Líbano, Islas Mauricio, Vietnam y Tudez) basados en nuestro manual, de uso libre y abierto, sobre indicencia en políticas de drogas.

Por último, el IDPC trabaja directamente con gobiernos nacionales, en colaboración con socios de ONG, para influir directamente en los procesos de creación de políticas públicas. Para apoyar nuestro trabajo y el de nuestros miembros a nivel nacional, hemos diseñado una Guía de Políticas de Drogas que incluye ejemplos de buenas prácticas y recomendaciones sobre reformas de políticas de drogas a nivel nacional.