La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) es la agencia de la ONU encargada de coordinar las actividades internacionales de fiscalización de estupefacientes. Fue establecida en 2002 y actualmente cuenta con unos 500 trabajadores repartidos por todo el mundo. Su sede está ubicada en Viena y dispone de 21 oficinas en el exterior, así como de un centro de coordinación en Nueva York. La ONUDD fue creada por el secretario general de la ONU para “permitir a la Organización centrar y mejorar su capacidad para abordar las cuestiones interrelacionadas de fiscalización de estupefacientes, prevención del delito y terrorismo internacional en todas sus formas”. Para cumplir con su misión de “ayudar a los Estados miembro en la lucha” contra estas cuestiones, la ONUDD dispone de un programa de trabajo basado en tres pilares: trabajo de investigación y análisis, trabajo normativo y proyectos de cooperación técnica sobre el terreno. Con este fin, el programa sobre estupefacientes de la ONUDD (antes denominado Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas, PNUFID), ejecuta proyectos de desarrollo alternativo, actividades de supervisión de cultivos ilícitos y programas contra el blanqueo de capitales. Como principal organismo responsable de las tareas de fiscalización internacional de estupefacientes, la ONUDD desempeña un papel protagonista a la hora de ayudar a los Estados miembro, especialmente a los llamados “países productores” y en vías de desarrollo, a abordar con eficacia toda una serie de problemas relacionados con las drogas. La ONUDD también ocupa una posición privilegiada para recopilar datos mundiales; seguir e investigar tendencias internacionales en la producción, la fabricación, el tráfico y el consumo de drogas; y actuar como centro de divulgación de buenas prácticas en la formulación y aplicación de las políticas sobre drogas. Leer más.

Prioridades del IDPC para 2009-10

Actualmente, el plan de trabajo del IDPC contempla varios ámbitos de actividad relacionados con la ONUDD. El Consorcio respalda la labor positiva de la ONUDD en diversos campos:

  • El importante trabajo del equipo de VIH/SIDA, cuyo cometido consiste en ofrecer liderazgo en el seno del sistema de ONUSIDA para responder al fenómeno del VIH/SIDA entre los consumidores de drogas y en los centros penitenciarios.
  • Las prometedoras propuestas para que se active una iniciativa más amplia entre la ONUDD y la OMS con el objetivo de promover las mejores prácticas en el tratamiento y la atención a las farmacodependencias, un ámbito en el que estamos realizando recomendaciones sobre la elaboración de programas y animando a los donantes a ofrecer su apoyo económico.
  • Los destacados esfuerzos de los expertos en datos e información de la ONUDD para mejorar los mecanismos mediante los que se analizan y recopilan los datos sobre el consumo y los mercados mundiales de drogas con miras a presentarlos de forma objetiva e imparcial.
  • Seguiremos alentando el liderazgo de la ONUDD para estimular unos debates y discusiones que ayuden a los Estados miembro a encontrar la forma de seguir avanzando hacia un sistema de fiscalización de estupefacientes que sea ‘adecuado a su fin’ en el siglo XXI.

También seguiremos llamando la atención sobre aquellas cuestiones en que consideramos que el trabajo, las publicaciones o las políticas de la ONUDD presentan puntos débiles o inapropiados. Ya hemos planteado algunas críticas sobre el trabajo de la Secretaría de la CND, especialmente por su falta de colaboración para facilitar la participación de la sociedad civil en la reciente reunión de alto nivel. También hemos emitido diversas valoraciones sobre algunas de las declaraciones y posturas públicas expresadas por el director ejecutivo de la ONUDD, Antonio Costa. Seguiremos revisando las cuestiones en torno a su posible reelección para el puesto durante otros dos años, empezando por responder a los comunicados de prensa difundidos por la Oficina el 26 de junio (Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas y la publicación del Informe Mundial sobre las Drogas.