La ONUDD es la agencia de la ONU encargada de coordinar las actividades internacionales de fiscalización de estupefacientes. Fue establecida en 1997 a través de la fusión del Programa de Control de Drogas de la ONU y el Centro Internacional para la Prevención del Delito. La ONUDD su sede en Viena y sus oficinas de trabajo de campo en todas las regiones del mundo, además de una oficina de enlace en Nueva York.

La ONUDD fue establecida por el Secretario General de la ONU para “hacer frente a los temas entreverados de fiscalización de estupefacientes, prevención del delito y terrorismo internacional en todas sus formas.” Para cumplir con su mandato, la ONUDD tiene un programa de trabajo de tres pilares:

  • Investigación y trabajo analítico (por ejemplo, el Informe Mundial sobre las Drogas)
  • Trabajo normativo para asistir a los estados miembros en la implementación de las convenciones de drogas.
  • Proyectos de cooperación técnica en el terreno

La ONUDD señala que “una ventaja comparativa para la oficina es que ésta es el código genético de una entidad multilateral, llamando a una apuesta honesta y sin representar el interés de un único estado” Sin embargo, en realidad, las consideraciones presupuestarias y diplomáticas tienen un impacto enorme sobre su trabajo. El presupuesto de la ONUDD depende de las contribuciones voluntarias de los gobiernos, la mayoría de las cuales están asignadas a proyectos o enfoques específicos más que a la financiación institucional. Por tanto, en todo momento, la ONUDD está operando con un rompecabezas financiero incompleto – con algunas actividades planeadas mientras espera la recaudación de fondos, y un amplio abanico de donantes buscando que la oficina siga su propio, y a menudo contradictoria, política y prioridades programáticas.

La ONUDD también es parte de la “Familia de la ONUSIDA” y recibe fondos del presupuesto unificado y marco de rendición de cuentas y resultados de la ONUSIDA (UBRAF) para gestionar temas relacionados con VIH, uso de droga inyectable y prisioneros. Esto de nuevo crea contradicciones dentro del trabajo de la ONUDD, que por un lado promueve la prevención del VIH y la reducción de daños, mientras que por el otro apoya la criminalizaciones de las personas que usan drogas y que incrementa la transmisión de VIH entre esta población.

IDPC trabaja estrechamente con la ONUDD en una serie de foros. Por ejemplo, realizamos funciones de secretaría para el grupo de trabajo conjunto y estrategia de coordinación entre la Sección del VIH/SIDA de la ONUDD y las redes clave de reducción de daños a nivel internacional y regional. El IDPC también es miembro del Grupo Asesor sobre Uso de Drogas Inyectable y VIH, el cual incluye a la ONUDD y que se reunió por primera vez en abril de 2014.