Las políticas de drogas se deberían desarrollar mediante una evaluación estructurada y objetiva de las prioridades y las pruebas empíricas

La mayoría de países ha desarrollado políticas de drogas mediante la formulación de leyes de control de la producción, la distribución y el consumo de estas sustancias que se ajustaran a sus obligaciones en virtud de las convenciones correspondientes de la ONU. A medida que los responsables políticos han ido tomando conciencia de la complejidad de los factores que influyen en los niveles y patrones de producción, suministro y consumo de drogas entre sus poblaciones, se ha ido haciendo cada vez más evidente que se necesitan estrategias nacionales integrales e integradas.

El IDPC promueve un enfoque sumamente estructurado para desarrollar y revisar las políticas sobre drogas, que incluye:

  • Una declaración de objetivos de alto nivel que surgirán a raíz de evaluar qué consecuencias del consumo y los mercados de drogas son más perjudiciales para la sociedad. La sociedad civil puede participar positivamente en un debate sobre qué aspectos del problema de las drogas les preocupan más.
  • La elaboración de actividades basadas en pruebas empíricas, que desplegará el gobierno para apoyar la consecución de los objetivos. Por ejemplo, hay claras evidencias del impacto del tratamiento de dependencia de las drogas sobre la reducción de la delincuencia en las calles y de los daños de salud. 
  • La participación y colaboración de departamentos y organismos responsables de las actividades, en los ámbitos de sanidad, asuntos sociales, justicia, educación y asuntos exteriores. Una buena ejecución de programa debería realizarse a través de las oficinas locales de estos departamentos, en colaboración con las autoridades municipales, los grupos comunitarios y de base confesional.
  • La movilización de una cantidad de recursos suficientes por el gobierno para respaldar estas actividades.
  • Una clara articulación del alcance y el calendario de la estrategia, así como una medición de su avance.