Una de las grandes responsabilidades de los gobiernos en el contexto mundial es sin duda, afrontar el problema del consumo de drogas, cuyos efectos adictivos están ocasionando cambios  de conducta,  trastornos de carácter mental, alteraciones en la  personalidad, incluso desordenes psiquiátricos de riesgo,   por tanto el consumo se debe afrontar desde la perspectiva de Salud Pública.

Aquellos compatriotas inmersos en el consumo, o con problemas de adicción, están marginados, porque son además, de condiciones económicas difíciles o de principios personales inestables, por esta misma situación muchos de ellos  han sido inducidos al consumo, o al  comercio al menudeo  de sustancias psicoactivas.

Estas conductas y trastornos que producen el consumo de alcohol y otras drogas, provocan  consecuencias sociales,  violencia,  dolor en el entorno, algunos derivan en delincuencia y todos causan en diferente grado desintegración familiar.

El Estado Plurinacional de Bolivia, soberano y consciente, asume con responsabilidad la protección de todos sus ciudadanos, compromete a sus Instituciones e involucra a la Sociedad Civil, para actuar conjuntamente en este cometido.

Es de las  necesidades del pueblo que los entes jurisdiccionales,  elaboran las normas o la estrategia nacional   que dan el marco legal que permite afrontar el problema de las Drogas.

La Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y  Control de Cultivos Excedentarios de Coca, trasluce esa obligación estatal, y basa su accionar en cuatro principales pilares, y de ella misma se desprende  El Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas.

La Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y El Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas.

Asimismo en el campo de la Reducción de la Demanda de Drogas, el Ministerio de Gobierno  a través del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, y como Secretaría Técnica del CONALTID, (Máxima instancia gubernamental en Drogas, que coordina los mecanismos de acción con las instancias ejecutoras), se  responsabiliza de toda la Estrategia de Lucha contra las Drogas, y para el ámbito de la prevención al consumo, el tratamiento, rehabilitación y readaptación social, cuenta con una Jefatura de Prevención Holística,  encargada de elaborar la Política Pública  Nacional de Prevención, a través del Plan Nacional de Reducción de la Demanda 2013 – 2017, basada en cinco ejes:

RESALTAMOS EL OBJETIVO GENERAL DE LA UNIDAD NACIONAL DE PREVENCIÓN HOLÍSTICA

“Diseñar, coordinar y monitorear la política pública nacional sobre prevención del consumo de sustancias psicoactivas, legales e ilegales, a través de programas de prevención integral que promuevan la reducción de la demanda disminuyendo los factores de riesgo y potenciando los factores de protección”

PROYECCIÓN 2018 – 2020

Esta repartición del Estado.  inicia en el los próximos cuatro  meses,  la elaboración del  próximo PLAN DE REDUCCIÓN DE LA DEMANDA  DE DROGAS DE BOLIVIA 2018 – 2022, que incluirá las nuevas corrientes internacionales adecuadas a las necesidades  nacionales.

LAS MÁS IMPORTANTES:

  • El consumo y las adicciones tendrán un enfoque de Salud Pública.
  • La eficacia de las intervenciones se logrará con acciones basadas en Evidencia Científica.
  • Se enfocará en los grupos de mayor riesgo, asimismo resaltará el enfoque de género.
  • Se buscará incidir en reducir y atenuar  los daños
  • Se enmarcará en el respeto de los Derechos Humanos.
  • Se buscará la participación de la Sociedad Civil.
  • La familia, la comunidad, y los grupos vulnerables, serán priorizados.

La Unidad de Prevención Holística ha diseñado una metodología para que  a  través de una Fase Preparatoria Piloto del Plan,  que se opera en 20 Municipios,  cuyo contenido contempla, estudios epidemiológicos  de prevalencia de drogas que ha realizado Bolivia,  en los ámbitos de hogares, universitario, escolar, su metodología y tendencia, el  Censo en personas en situación de calle, una segunda parte con la socialización de un programa de 10 módulos muy didáctico y fácil de replicar en   cuya experiencia nutrirá y  orientará  la elaboración del  nuevo Plan Nacional de Reducción de la Demanda en Drogas en Bolivia.

Definitivamente el municipio se constituye en el brazo operador para programas de prevención en drogas, por su gran cobertura, la concentración en su entorno de las fuerzas vivas de las poblaciones, y por su marcado interés en colaborar con las instancias gubernamentales.

Guía didáctica Metodológica en Prevención del consumo de Drogas.

Esta Guía aplicable a la familia, comunidad y grupos vulnerables como los estudiantes de las Unidades Educativas, las Escuelas Técnicas Superiores, las Universidades y las Instituciones, es práctica, objetiva, cuyo contenido en valores y principios,  una vez asimilado se constituye el escudo de defensa de las personas que aprenden a consolidar su personalidad y la responsabilidad de tomar decisiones que protejan su bienestar.