El Gobierno canadiense quiere que para mediados de 2018 el consumo de marihuana sea legal en el país y para ello presentó este jueves un proyecto de ley que regula la producción, distribución y consumo del cannabis

Las autoridades canadienses también presentaron un segundo proyecto de ley que endurece el castigo a aquellas personas que conducen bajo los efectos de drogas y alcohol, en respuesta al temor de muchos de que la legalización del consumo de marihuana aumentará los peligros en la carretera.

El Gobierno canadiense aseguró este jueves al presentar el controvertido proyecto de ley para legalizar la marihuana que no tiene ninguna intención de promover su consumo y que su única intención es reducir los problemas sociales que causa el uso ilegal del cannabis.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas. 

Thumbnail: Flickr CC Sebastian Cem