Los ciudadanos del Perú, exigen que se detengan las detenciones de usuarios de drogas, una práctica ilegal y abusiva y que la Policía Nacional apruebe de inmediato la propuesta de Directiva que el Centro de Investigación “Drogas y DDHH” (CIDDH) presentó al Ministerio del Interior en julio del 2014. Este instrumento pretende reorientar los escasos recursos asignados a la Policía Nacional en materia de lucha contra la inseguridad ciudadana y el tráfico ilícito de drogas y establecer procedimientos de prevención y reducción de daños para la protección de los DDHH de los usuarios de drogas que no cometen delitos.

El Perú es el mayor productor de cocaína del mundo. Sin embargo, la Policía resulta tener muy mala puntería en su lucha contra el narcotráfico. En promedio, más del 50% de las intervenciones policiales por delitos de drogas, son por actos de posesión o consumo de drogas . Es decir que la Policía detiene a un promedio anual de 7,000 personas (mayormente ciudadanos hombres jóvenes) que poseen pequeñas cantidades de drogas para su uso personal, tanto en lugares públicos como privados. Y esto pese a lo establecido por la Ley penal (CP Art. 299 – posesión no punible). La Policía no parece distinguir entre usuario, micro comercializador y traficante.

Hace unos meses, el Centro de Investigación “Drogas y DDHH” (CIDDH) presentó al Ministerio del Interior una propuesta de Directiva que busca establecer procedimientos policiales para casos de posesión de drogas ilícitas para uso personal. Dichos procedimientos (con enfoque de prevención y reducción de daños) para la protección de los Derechos Humanos de los usuarios de drogas que no cometen delitos y son intervenidos y/o detenidos por efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) con el objeto de mejorar la labor policial en las calles y comisarías del Perú.

¡Firma la petición en la página web de Avaaz!

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.