El plan integral de seguridad

El Gabinete de Seguridad presentará hoy el “Plan Integral de Seguridad”, el cual incluye un conjunto de medidas tendientes tanto a reducir la delincuencia como a penar con mayor severidad ciertos delitos, y contrarrestar la violencia creciente en la sociedad.

Al emitir su mensaje por cadena de radio y televisión, el presidente José Mujica confirmó que el gobierno anunciará una serie de medidas.

Aclaró que no daría a conocer ninguna para evitar la inmediata discusión sobre las mismas y ello, a su juicio, sería una “forma de escabullir la responsabilidad que cada uruguayo tiene con su familia, hijos, hermanos, con la gente que no puede entender y que no puede atender”. El mandatario sí propuso a todos los sectores de la sociedad una profunda reflexión. Mujica sí aseguró que algunas de las medidas que el gobierno anunciará en horas, a través del Gabinete de Seguridad –el cual viene trabajando en las iniciativas hace más de un mes–, tendrán que ser laudadas por el Parlamento y otras intentarán decirle al Estado que “no puede eludir la responsabilidad de brindar seguridad a la ciudadanía”.

Es en ese marco que hoy, a la hora 19.00 en la Torre Ejecutiva, el Gabinete de Seguridad anunciará un paquete de medidas para enfrentar los delitos y la violencia en general. Algunas de las iniciativas que han trascendido son “equiparar el delito de tráfico de pasta base con el homicidio, por lo cual las penas serán más severas”.

Legalizarán marihuana

Pero también el gobierno remitirá al Parlamento un proyecto por el cual se buscará legalizar la venta de marihuana. La iniciativa, sobre la cual ayer trascendieron algunos detalles, prevé crear un registro de consumidores de la droga.

El precio de la marihuana será accesible y contará con un impuesto destinado a la rehabilitación de personas adictas. Además se fijará un límite mensual de 40 cigarrillos de la droga por consumidor.

Con la propuesta se busca desanimar el consumo de pasta base, ya que se la considera una droga letal. “De esta forma se genera un ‘mercado lícito’ y se elimina el mercado negro”.

Otra de las propuestas que se maneja es la posibilidad de disponer la pérdida o suspensión de la patria potestad que los delincuentes reincidentes ejercen sobre sus hijos menores de edad, de quienes se hará cargo el INAU.

Para atender a las víctimas de delitos, se incluye flexibilizar multas y recargos por impuestos a los propietarios de pequeños comercios que no puedan hacer frente a sus obligaciones porque han sido víctimas de robos, o crear un seguro especial.

También se creará un fondo especial para las víctimas de la violencia, a partir de un porcentaje del salario de los presos que trabajan, para financiar tratamientos sicológicos o médicos.

Se pretende establecer un organismo desconcentrado, con autonomía presupuestal, del cual pasaría a depender el sistema carcelario. Dicho organismo se relacionaría con el gobierno y el Parlamento a través de un ministerio que no será Interior.

El gobierno también busca definir el porte ilegal de armas como una falta o un delito.

La posibilidad de que el Ministerio de Vivienda disponga de 10% de las soluciones habitacionales para las víctimas de la violencia doméstica, es otra de las propuestas que se manejan en el Plan de Seguridad.

Asimismo, se pretende devolverle a la Policía la facultad de solicitar identificación en la calle a las personas, en el marco de la averiguación de delitos. No se descarta la posibilidad de que en los juzgados se realicen careos voluntarios entre víctimas y victimarios.