La Vanguardia, Jueves, 1 de marzo, 2012

Expertos e instituciones implicadas participarán en el grupo de trabajo

El Parlamento vasco ha aprobado por unanimidad la creación de una ponencia para debatir sobre la forma de regular los denominados clubes sociales de cannabis, dado que la "alegalidad" en la que actualmente se encuentran estos colectivos aboca a sus integrantes a la "inseguridad jurídica".

La creación de un grupo de trabajo en torno a este asunto ha sido decidida este jueves por el pleno de la Cámara, con el apoyo de todos los partidos representados en ella: PNV, PSE-EE, PP, Aralar, EA, Ezker Anitza-IU y UPyD.

Los llamados clubes sociales de cannabis, de los que en Euskadi existen alrededor de medio centenar, son asociaciones de consumidores de esta sustancia en las que se controla producción y distribución de cannabis y sus derivados. Generalmente, estos clubes producen lo justo para abastecer a los miembros, de forma que se evita que haya un excedente que pueda destinarse a terceras personas, lo que sería tráfico ilegal.

El Gobierno vasco ya aprobó a finales de 2011 un proyecto de ley en el que se contemplaba la regulación de estas asociaciones. En la iniciativa aprobada este jueves por el Parlamento, se recuerda que el informe 'Euskadi Drogas 2010' pone de manifiesto que la comunidad autónoma vasca es una de las zonas de Europa con un mayor consumo de cannabis.

En el texto se destaca que "dado que la legislación en vigor no sanciona el consumo de dicha sustancia, sino la venta y el cultivo cuando éste está destinado al tráfico", en los últimos años se han constituido en Euskadi varias asociaciones de usuarios de Cannabis, las cuales "permiten a sus integrantes un consumo regulado y evitar el mercado negro".

El Parlamento vasco reconoce que la ausencia de una regulación de su actividad hace que esas asociaciones "se muevan en la alegalidad y carezcan de seguridad jurídica", una situación que considera necesario "corregir" mediante la regulación legislativa del cultivo de cannabis para consumo propio.

Todo ello, "desde el respeto a la autonomía personal y al derecho de las personas no fumadoras", y a partir de "una información completa sobre las consecuencias del consumo de la marihuana".

El objetivo es que la ponencia sobre este tema se cree antes de que concluya el actual periodo de sesiones del Parlamento, que, inicialmente, se cerraría a finales de junio. Este grupo de trabajo estará abierto a la participación de las instituciones públicas implicadas en esa regulación y a expertos en la materia. La ponencia tratará de "definir un marco de estabilidad y seguridad jurídica" de los clubes en el desarrollo de su actividad.

Los grupos del Parlamento autonómico han coincidido en la necesidad de acabar con el "vacío legal" en el que se desenvuelven estas asociaciones, un problema que genera "inseguridad jurídica" a sus miembros.

"Paso histórico"

El presidente de la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), Martin Barriuso, ha asistido al debate celebrado en el Legislativo vasco. En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, ha calificado de "paso histórico" la creación de una ponencia sobre este tema.

Barriuso, que ha recordado que ya ha sido imputado en tres ocasiones por la actividad de alguna de estas asociaciones, ha coincidido en la necesidad de regular el marco en el que funcionan los clubes de cannabis, tras lo que ha asegurado que la prohibición de este tipo de sustancias "genera más problemas sociales que los que pretende evitar".

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.