La Razón,17 de marzo, 2012

Julio Salazar, senador del MAS, anunció que hasta el segundo semestre de este año estarán listos los dos proyectos normativos que reemplazarán a la Ley 1008, que tipifica a la hoja de coca como estupefaciente.

“La nueva Ley General de la Coca y la de Sustancias Controladas deben ser consensuadas y se debe definir el área de producción; en el Chapare se ha definido 7 mil hectáreas de cultivo legal de coca y 13 mil para los Yungas. Lo más seguro es que hasta el segundo semestre estén listos estos proyectos de ley”, precisó Salazar. El legislador explicó que las propuestas de la Ley de la Coca aún son elaboradas y discutidas, por separado, entre productores de La Paz y del Chapare.

“El Viceministerio de Defensa Social se está haciendo cargo de elaborar el proyecto de Ley de Sustancias Controladas. La Ley 1008 penaliza a la hoja de coca y la considera estupefaciente; la Ley de Sustancias Controladas netamente verá la parte de agentes químicos que sirven para el narcotráfico”, agregó el senador.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, aseguró en 2011 que es necesario realizar modificaciones a la norma para que adquiera actualidad.

“En cualquier normativa, después de transcurrir más de una década, es necesario hacer modificaciones, enriquecerla o contextualizarla. Son casi 25 años de vigencia de la Ley 1008 y amerita actualizarla de acuerdo con la Constitución (Arts. 384 y 344)”, dijo.

Dentro del proyecto de Ley General de la Coca, el Gobierno propone incrementar de 12 mil a 20 mil hectáreas los cultivos de coca legales.

Con la nueva propuesta, 7 mil se legalizarían en el trópico cochabambino, 1.000 en Caranavi y 12 mil para los Yungas. La 1008 establece como “zona de producción tradicional” a Nor y Sud Yungas, Murillo, Muñecas, F. Tamayo e Inquisivi de La Paz; y Yungas de Vandiola, en el valle.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.