En septiembre, un grupo de policías originarios de 15 países se reunieron en Río de Janeiro, Brasil, para discutir y repensar las políticas de aplicación de la ley represiva contra el tráfico y consumo de drogas.

En esta declaración, reafirman la necesidad de represión rigurosa al crimen organizado, al lavado de dinero y a la corrupción, mientras que promueven un enfoque más eficaz y constructivo en relación con el consumo de drogas.

La Declaración de Río de Janeiro está disponible abajo en español, inglés y portugués.

Queda al corriente de nuevas publicaciones, eventos y noticias gracias a nuestras Alertas mensuales por correo electrónico.