El Espectador, 20 de julio, 2011

Mil 193 proyectos productivos impulsados por el Gobierno y la Comunidad Internacional, mantienen libres de ilícitos 2.2 millones de hectáreas.

El aporte de los programas de Desarrollo Alternativo de Acción Social, deja como resultado el que más del 50 % de la producción de cacao, esté en manos de campesinos que cultivaban coca o sus parcelas estaban en riesgo de que fueran dedicadas a los cultivos ilícitos.

De 120 mil hectáreas sembradas con cacao, en Colombia 58.886 de ellas forman parte de programas de Desarrollo Alternativo que se adelantan en 81 municipios de 20 departamentos del país. De esos 81 municipios 59 tuvieron presencia de cultivos de coca, lo que equivale a que los propietarios del 72,84 por ciento del área cultivada bajo este programa, estaban antes en la ilegalidad.

Los anuncios fueron hechos por el Alto Consejero Presidencial y director de Acción Social, Diego Andrés Molano Aponte, en el marco del foro académico “De la Coca al Cacao”, que se adelantó en el marco de Agroexpo.

Estos planes de Desarrollo Alternativo forman parte del Programa Contra Cultivos Ilícitos (PCI) de la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional, Acción Social, y que se ejecutan a través de las estrategias Familias Guardabosques, Proyectos Productivos y los llamados Grupos Móviles de Erradicación Manual.

Pero no sólo el cacao ha sido la alternativa para que los campesinos retomen la legalidad. A través de programas de Desarrollo Alternativo de Acción Social, en el país hay 79.496 hectáreas de palma de aceite, 28.439 de café, 11.947 de caucho, 1.850 en plantaciones forestales mientras que 61.762 hectáreas están orientadas al uso sostenible del bosque. A estos se suman otros proyectos productivos de pesca, caña panelera, apicultura, artesanías, turismo de naturaleza y silvopastoril.

Este esfuerzo ha permitido mantener libre de ilícitos un total de 2.2 millones de hectáreas en las cuales se desarrollan un total de 1.193 proyectos productivos que han permitido generar en los últimos ocho años cerca de 50.000 mil empleos y generar ventas por más de 15 millones de dólares, reveló Molano Aponte.

El Alto Consejero Presidencial destacó el hecho de que con estos programas de desarrollo alternativo el país avanza en la construcción de tejido social en el campo, en la preservación del medio ambiente y en el impulso de actividades productivas sostenibles.

Suscríbase a las alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.